Se Suma Tlaxcala a Protesta Nacional por Asesinatos De Periodistas

0
12
Se Suma Tlaxcala a Protesta Nacional por Asesinatos De Periodistas - AlternativaTlx
Foto: Inédito
Por Sergio Espinoza
Exigen comunicadores al Ejecutivo y Legislativo locales, cumplir con la creación de la Comisión y Ley de Atención a Periodistas.
Dejando a un lado sus diferencias, la tarde del martes en un hecho “inédito” varias decenas de comunicadores integrantes de las dos agrupaciones de trabajadores de medios de información, algunos independientes, fotoperiodistas y freelancers se congregaron al frente de la sede del Poder Ejecutivo de Tlaxcala, para sumarse a la protesta pacífica nacional realizada en al menos 50 ciudades del país; por la muerte de Lourdes Maldonado, Margarito Martínez y José Luis Gamboa los colegas asesinados en los primeros días del presente año en Tijuana y Veracruz.
A partir de las 18:00 horas, en la recién remodelada Plaza de la Constitución de la ciudad capital, los periodistas portando sus equipos de trabajo y vestidos en su mayoría de negro, en presencia de tres símiles de féretros de color café, veladoras encendidas y con cartulinas fluorescentes que tenían escritos los nombres de los acaecidos, apoyados con sonido local hicieron uso del micrófono para manifestar sus ideas, dar lectura a un posicionamiento y también hacer mención de los nombres de los 28 comunicadores que han muerto en lo que va del actual sexenio.
En un primer momento, muy a su estilo Virgilio Osorio Nava el líder de la Confederación de Periodistas de México (COPREM) hizo mención de la falta de respuesta desde el 2020 por parte del Congreso local a la puesta en marcha de su propuesta de Ley de Protección a Periodistas en la entidad, la que dijo ha sido presentada de forma reiterada al Poder Legislativo este mismo día y mencionó la intención de instituir una Comisión de Atención a Periodistas propuesta hace unos meses por Alejandro Encinas, la que dijo “es lo mismo que la carabina de Ambrosio” y criticó las deficiencias que presenta el mecanismo de protección federal vigente, ya que a pesar de estar activo siguen siendo asesinados los trabajadores de prensa.
Posteriormente en voz de algunos participantes, se dió lectura a un comunicado dirigido al Ejecutivo federal, la Fiscalía General de la República (FGR), las de todos los estados, gobiernos de Baja California y Veracruz, al Mecanismo de Protección par Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como a las empresas periodísticas; a quienes recordaron que actualmente México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y diversas organizaciones internacionales dedicadas a analizar la situación de la prensa a nivel nacional e internacional, haciendo especial énfasis a las 28 muertes del actual sexenio, los tres asesinatos en lo que va de Enero del 2022 y el registro de 148 periodistas muertos de forma violenta desde el año 2000 a la fecha.
En la lectura con perspectiva de género y como ejemplo Lourdes Maldonado, se hizo saber que cada 38 horas mujeres comunicadoras sufren algún tipo de violencia, el aumento en las cifras y el grado de impunidad que existe en casi el total de los casos, la limitada capacidad de respuesta por parte de los estados y la propia federación para reaccionar de manera pronta y efectiva en mecanismos de protección integral ante las amenazas en contra de los comunicadores, lo que sumado a la marcada inseguridad y mezclado con la precarización laboral; denota la falta de condiciones de trabajo con jornadas que nunca terminan, para quienes realizan la labor de informar y enterar a la sociedad de lo que ocurre en su entorno.
Por su parte, el presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala (UPET), Moisés Morales del Razo, afirmó que “matar a un periodista es un atentado contra la libertad de expresión (…) que silencia a una persona y ciega a una sociedad”, por el solo hecho de investigar para evidenciar casos de criminalidad y corrupción, que se ha establecido un régimen de silencio y se ha identificado cuál es la verdadera amenaza en contra de los comunicadores; por lo que consideró se debe contar con una prensa independiente, profesional y segura; para apuntar que en Tlaxcala no existe una ley ni un mecanismo de protección a periodistas; para lo cual recordó a manera de exigencia a la actual administración estatal, está pendiente la creación de la oficina de Atención a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas y a la actual Legislatura la creación de la Ley de Atención a Periodistas.
Para finalizar tras un discurso con marcado activismo social de uno de los asistentes, los allí reunidos exigieron justicia al unisono (sin alzar mucho la voz) mediante un improvisado pase de lista, en el que mencionaron los nombres de los periodistas que en los últimos tres años en el país han muerto de manera violenta, para entonces -entre reproches por la falta de respuesta a la convocatoria en redes para sumarse a la protesta nacional; realizar una guardia de honor y recordar de manera posiblemente desorganizada a los comunicadores que han fallecido “en la época post Covid” y de paso a algunos de los fundadores y trabajadores de prensa fallecidos de forma no violenta, con mención pública de la falta de unidad en el gremio periodístico local.